Ministra Betty Tola enviará a la CONAIE a una urbanización

Sacar a la CONAIE de la que fuera su casa por más de 20 años no ha sido tarea fácil. La organización debía abandonar las instalaciones el 6 de enero, pero un día antes la ministra Betty Tola informó que, no sólo no tendrán que marcharse a la buena de Dios a buscar otra casa, sino que el gobierno construirá una urbanización para todas las organizaciones indígenas, tanto las alineadas al oficialismo como las que transan con la oposición.
Tola señaló que la CONAIE presentó un recurso de reposición para no ser desalojados, y que tramitar eso demoraría dos meses. «Y no vamos a perder el tiempo en eso. Mejor construimos una urbanización para todas las organizaciones indígenas, montubias, afrodescendientes, mestizas, blancas y lo que asome por ahí, así sean GLBTI», dijo la ministra con gran euforia en un festejo realizado en Riobamba. Luego, más calmada, rectificó: no, GLBTI no porque eso no le gusta al Mashi.
Por lo pronto, la Alianza Indígena para la Revolución, fruto de una acuerdo entre dirigentes indígenas alineados al gobierno y Alianza País, ya empezaron a conformar la junta directiva de la futura urbanización. «No vamos a permitir que la CONAIE se crea la única organización que representa a los pueblos indígenas poniendo a los caciques de siempre. Ya vamos a ver quién manda en la nueva urbanización de los indígenas,» sentenció el parlamentario andino Pedro de la Cruz. También proponen instalar un sistema de alarmas comunitarias para que no ingrese la restauración conservadora a media noche.
De su parte, la dirigencia de la CONAIE ve con buenos ojos esta nueva propuesta, pero han pedido que la arquitectura de la urbanización no sea tan abstracta y extraña como el flamante edificio de la Unasur. «Nosotros nos conformamos con unas chocitas con todos los servicios básicos y, si es posible, un yacusi para hacer las limpias«, dijo Carlos Pérez, presidente de la Ecuarunari.
Falta por definir en dónde se construirá la urbanización. El asambleísta de PAÍS Virgilio Hernández se ha ofrecido a buscar un terrenito por el Sur de Quito, que es, según dice, el sector donde están las bases de la Revolución Ciudadana. Mientras su coideario, Carlos Viteri Gualinga, propone construirlo en el Norte de Quito, porque, según cree, ahí vive la gente de bien y se hacen los grandes negocios. Pachakutic por su parte, ofrece una propiedad de Lourdes Tibán en Latacunga para la edificación.

Te podría gustar