Vendedor De Camisetas Se Hace Su Agosto En Pleno Noviembre

En pleno festejo de la hinchada amarilla encontramos a un vendedor de camisetas quien estaba muy contento con el triunfo del Deportivo Quito frente a Emelec lo que aseguró la catorceava estrella al equipo torero y una fuerte entrada de dinero a su negocio.

La noche de este miércoles encontramos a Don Camilo, un vendedor ambulante de camisetas deportivas, festejando junto a los hinchas barcelonistas a las afueras del estadio Monumental. Él nos contó con mucha alegría que al fin después de más de 10 años logró vender toda su mercancía de camisetas, gorras y banderas del equipo torero que había adquirido por allá en 1998, cuando él y su esposa viajaron desde Cañar para quedarse a vivir en Guayaquil y el Barcelona obtenía su último campeonato.
“Por alla por los 98, junto a mi ñora compramos como 2.000.000 de artículos del Barcelona, entre ellos camisetas, banderas, llaveros y chunchis. Los primeros meses fueron tremendos, si viera vendimos como el 50% de la mercadería, pero más luego con eso de la crisis bancaria y la dolarización, las ventas fueron bajando de poquito en poquito “. Nos contaba Don Camilo, mientras le vendía la última camiseta del Barcelona a nuestro pasante corresponsal subcontratado al quíntuple del precio de una camiseta original.
“El negocio iba muy mal, en ocasiones pensábamos vender nuestra casita que logramos construir en Bastión Polpular para poder tener algo que comer, menos mal un día mientras mi ñora lavaba mis calzoncillos se le regó un poco de cloro sobre las camisetas del Barce, chufa ese rato de las iras casi le viro la jeta, menos mal se me ocurrió una idea antes o sino otra fuera la historia” seguía contando Don Camilo que de la pasión de su narración casi demuestra el viro de jeta con nuestro pasante.
“Con el cloro que se le había regado a la Julia, toditita la ropa se hizo blanca verá, y ya pues justo ese año la Liga iba ganado y full monos se hicieron de la liga y nos pudimos recuperar algo, algo siquiera. Pero ahora si es otra historia, ahora todititos quieren algo del Barcelona. Y con la plata que gané hoy ya pienso ponerme mi propia fabrica de camisetas, sí le conté que mi ñora cose bonito, ¿no?… si viera mis calzoncillos ya van parchados como 6 veces y ni se nota, con decirle que son los que vinieron con la mercancía que adquirí en el 98”

Related Posts
close